NUESTRA ENSEÑA PATRIA

NUESTRA ENSEÑA PATRIA

BIENVENIDOS AL BLOGS....

HOLA A TODOS. ESPERO LES GUSTE ESTE BLOG

sábado, 4 de julio de 2009

Mi primer día.

Trabajo en la zona rural hace 15 años, y he vivido una infinidad de anécdotas.
Recuerdo el primer día que llegué a la escuelita, después de viajar una hora en el auto del responsable de designación, atravesando las picadas, montes y arroyos, pude observar la pequeña construcción de la escuela rancho.
Esta era de madera, con techo de cartón y cuyas dimensiones aproximadas eran de 6 m. por 5 m.
Pude observar a lo lejos unos cuantos niños esperando ansiosos al primer maestro del paraje.
Al llegar todos corrieron a recibirme con alegría, aunque los mas chiquitos solo miraban a lo lejos.
Cuando ingrese al salón, pude ver que el piso era de tierra, el techo tenía varias ranuras y las paredes sin tapajuntas, los bancos construidos por los padres de los alumnos, eran de madera.
Enseguida se acercó un papá que me dio la bienvenida y me dijo:
"Buenos días señor, yo soy Waldemar Pazzini, y si necesita que lo ayude en algo me avisa nomas."
Inmediatamente me puse a trabajar con los niños, grande fue mi sorpresa cuando me di cuenta que no hablaban el castellano, todos hablaban el portuñol.
Eran 17 alumnos de variadas edades y de distintos grados.
Esto sucedió el 29 de septiembre de 1.994.

MAESTRO RURAL

Queridos lectores:
Escribo estas vivencias para registrar algunos sucesos, que como docente he vivido en la zona rural,
nunca imaginé que el estado y las autoridades no se preocuparan por mejorar la calidad de la educación en estas zonas.